.Blog.

Introducción a la metodología BIM

17 April 2017 06:50 PM por Lisgrett Bellorin

¿Qué es BIM?

En la gestión de proyectos de construcción se requiere de metodologías que estimulen el uso eficiente de los recursos y que además, permitan un acceso rápido e interactivo a la información. En este sentido, el Building Information Modelling o Modelado de Información para la Construcción, mejor conocido como BIM, es una herramienta que cumple con estas características al permitir la generación y gestión de datos de un edificio en tiempo real. Aunque ofrece múltiples ventajas, tal y como veremos más adelante, primero es necesario conocer su definición. Según la asociación BuildingSMART, BIM puede describirse de la siguiente manera:

“Metodología de trabajo colaborativo para la creación y gestión de un proyecto de construcción. Su objetivo es centralizar toda la información del proyecto en un modelo de información digital creado por todos sus agentes. BIM supone la evolución de los sistemas tradicionales basados en el plano, ya que incorpora información geométrica (3D), de tiempos (4D), de costos (5D), ambiental (6D) y de mantenimientos (7D). El uso de BIM va más allá de las fases de diseño, abarcando la ejecución del proyecto y extendiéndose a lo largo del ciclo de vida del edificio, permitiendo la gestión del mismo y reduciendo los costes de operación.”


El desarrollo de un modelo construido en BIM puede estar impulsado por diversas razones, siendo la más común la necesidad de presentar al cliente final diferentes visualizaciones en 3D del edificio que desea construir. Sin embargo, BIM ofrece mucho más que esto: como los datos son centralizados en un mismo modelo, cualquier modificación del diseño del edificio a nivel de arquitectura y/o en las especialidades involucradas será replicada de forma automática en cada una de las vistas, manteniendo de esta manera la información actualizada en tiempo real. Esto no solo ayuda a la creación de la documentación de forma más rápida, sino que además proporciona garantía de calidad en la coordinación automática entre especialistas que se encuentren trabajando en la edificación.

Otra ventaja que ofrecen los modelos BIM es que no sólo contienen los datos arquitectónicos del edificio sino que además incluyen la información interna del mismo, como los datos de ingeniería, estructuras de cargas, conductos y tuberías e información sobre la sostenibilidad de la construcción, permitiendo realizar simulaciones de las características del edificio por adelantado.

De igual manera, BIM contiene información que no está incluida en los planos elaborados con la herramienta CAD; permite la gestión del tiempo, recurso humano y técnico, materiales y otras variables que puedan afectar la agenda. Así mismo, el modelo BIM nos ofrece la posibilidad de gestionar el presupuesto destinado a cada una de las fases del proyecto. Pero esto no queda solo en las etapas de concepción, diseño, desarrollo y construcción, sino que todos los datos implantados en el modelo BIM pueden ser utilizados a lo largo de todo el ciclo de vida del edificio, permitiendo así reducir su costo de operación y mantenimiento. Todas estas características apuntan a BIM como un sistema de gestión de la información que ayuda a tomar decisiones a lo largo del proyecto, tomando siempre como base la mejor calidad de datos que sea posible.

¬°DEJENOS SU COMENTARIO Y COMPARTA EN SUS REDES!