.Blog.

Retos para el desarrollo de sistemas de gestión de cuidades

13 April 2021 08:00 AM por Mariel Guanipa

Las empresas tecnológicas y los emprendedores cuentan con un espacio de mercado emergente gracias al concepto de Smart Cities (Ciudades Inteligentes). Solo un grupo reducido de ciudades en el mundo cuentan hoy con tecnologías que fomenten la movilidad, la comunicación, la eficiencia energética o la interacción ciudadana.

Entre las principales tecnologías utilizadas en los Sistemas de Gestión de Ciudades, se encuentran:

Conectividad inalámbrica confiable y omnipresente. Si bien no existe una solución única, las tecnologías de red de área amplia de baja potencia son ideales, como lo son LTE Cat M, NB-IoT, LoRa, Bluetooth y algunas otras soluciones y protocolos, los cuales contribuyen a la conexión de las ciudades. Se espera que la tecnología 5G pueda potenciar la interoperabilidad en las ciudades inteligentes.

También, las tecnologías en la nube (cloud computing), son una herramienta indispensable en el desarrollo de Sistemas de Gestión de Ciudades, facilitando el futuro de las ciudades más eficientes y colaborativas. Según Amazon Web Services, hay varias formas en las que la nube puede ayudar a este propósito, como proporcionar almacenamiento y análisis de la información extraída de los sensores de las ciudades.

Hablando de los retos…

Los gobiernos, que son los verdaderos protagonistas de la gestión urbana, poco a poco están tomando en consideración la asignación de recursos económicos para la implementación de tecnologías que mejoren y faciliten los procesos estadales, de las organizaciones y de los ciudadanos. Pero cuando hablamos de retos, el financiamiento se convierte en el número uno.

La tecnología IoT que se utiliza en las Ciudades Inteligentes no es económica. Con lo cual, los gobiernos con altos ingresos y con alianzas fortalecidas con compañías tecnológicas privadas, son los que tienen acceso a los recursos financieros para la inversión en la automatización de los procesos de las ciudades. Algo que realmente es difícil en LatAm, puesto que la prioridad en la región es, la inversión en otras áreas críticas y la supervivencia de la población.

FOTO 2

Cada dispositivo y/o sensor, necesita alimentación y una cobertura para su comunicación. El problema con el que se encuentran muchas ciudades es el gasto energético, de mantenimiento y proveedores de internet que puedan soportar el envío y recepción de datos de los cientos o miles de sensores distribuidos a lo largo de las ciudades.

Sin un suministro de internet de alta potencia y de confiable conectividad, los equipos y sensores no tendrán la sinergia necesaria para la transferencia y acumulación de datos, siendo este uno de los objetivos principales de las Smart Cities. Por ello es necesario que las empresas proveedoras de internet privadas y del estado, actualicen sus redes con equipos de mayor eficiencia y eficacia.

Viendo el enfoque de Venezuela, un artículo publicado por Arnaldo Espinoza en el periódico digital El Diario, a finales del año 2020, indica que las empresas privadas como Inter y NetUno liderarán el cambio de la conexión a internet en Venezuela para este año y con la entrada de la empresa estatal CANTV en el mercado de internet residencial por fibra se irá mejorando la conexión, pero a pesar de esto surgen otros retos. El acceso a internet en las pequeñas ciudades y los entornos rurales adyacentes, representa un gran problema, debido a que los sistemas de gestión de ciudades no suelen ser accesibles y asequibles para la toda la población. Por otra parte, el costo por un internet de mayor calidad vendrá unido proporcionalmente con el desarrollo de su conectividad, lo que creará una estratificación en el uso del mismo.

Otro de los retos notables es la energía necesaria para la implementación de estas tecnologías. Se necesitan más sistemas que proporcionen energía para asegurar la operatividad de cada uno de los equipos, con lo cual es necesario la implementación de energías naturales y renovables que complementen los sistemas actualmente instalados. Energías como la solar y la eólica deberían ser las primordiales antes de pensar en el diseño de una Smart Cities, para luego pensar en otras energías renacientes como la mareomotriz, con las que ciudades costeras podrían ser abastecidas.

Uno de los factores más importantes de este tipo de tecnologías será siempre el mantenimiento. Antes, durante y después de la implementación de las Smart Cities será necesaria la formación de profesionales especializados en el área, los cuales asegurarán el funcionamiento óptimo de los equipos y la operatividad del sistema. Con el mantenimiento adecuado, las instalaciones perdurarán y estarán en constante cambio, escalando sus tecnologías e infraestructuras en aras del desarrollo. Deberán surgir empresas que se encarguen de estos mantenimientos y del adiestramiento constante del personal, empresas con departamentos de investigación y desarrollo que se enfoquen en las constantes mejoras que deben tener los sistemas, equipos y sensores, para facilitar su manejo.

FOTO 3

En cuanto al software para medios de transporte y ciudades inteligentes, obviamente el gran reto es lograr sistemas y aplicaciones basadas en los principios de la simplicidad, la apertura, la funcionalidad, una apariencia atractiva y la facilidad de implementación. Al final del día, todo el esfuerzo que se realiza en el desarrollo de estas tecnologías es con el objetivo de satisfacer las necesidades de los ciudadanos, de allí la gran importancia que los mísmos se sientan cómodos interactuando en las ciudades de manera rutinaria.

Por último, pero no menos importante, la seguridad también representa uno de los retos para el desarrollo de sistemas de gestión de ciudades. En países en vías del desarrollo el tema de seguridad es controversial, los altos niveles de pobreza, gente de calle, delincuencia, entre otros, afectan el desarrollo de este tipo de tecnologías ya que los equipos y sistemas utilizados quedan vulnerables al hurto de los componentes y piezas que los conforman. Para ello se deberá concientizar a la población respecto a los sistemas que se están implementando, la importancia para el desarrollo y el avance como país.

Pero no solo la seguridad de los equipos, también hablamos de la seguridad de los datos. El World Economic Forum cita el riesgo de ciberataques como la quinta amenaza a nivel global en su Global Risks Report en 2020. En esta categoría, incluye desde el robo de datos a los ataques ransomware, pasando por el control de sistemas a gran escala que genera daños enormes. Este informe comenta además que los riesgos son más elevados para aquellas tecnologías que se extienden hacia el mundo físico, donde existen por tanto sistemas híbridos entre lo digital y físico, como en el caso de las Smart Cities.

Las Smart Cities son el futuro…

Buscan mejorar la vida de las personas en aspectos tan básicos como la eficiencia de las políticas, la reducción del desperdicio y los problemas cotidianos, la mejora de la calidad social y económica y la maximización de la inclusión social de sus habitantes. Pero para que esto suceda, debe trazarse un camino informado y prudente para convertirse en una ciudad verdaderamente inteligente, a pesar de los retos y la brecha tecnológica.

REALIZADO POR:
Ing. Mariel Guanipa
mguanipa@innotica.net
https://www.linkedin.com/in/marielguanipa/

*Este blog es de divulgación, por lo tanto Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de la empresa.

¡DEJENOS SU COMENTARIO Y COMPARTA EN SUS REDES!