.Blog.

Sostenibilidad y Eficiencia Energética - Una Respuesta a la Crisis

15 February 2016 10:17 AM por Moises Hernández

Un interior sostenible nace como respuesta a la preocupación y a la sensibilidad de el/los usuario/s por crear un espacio habitable, saludable, que se encuentre en armonía con el ambiente.

En él priorizamos el uso de los materiales naturales y reciclados, preferiblemente, de la región, haciendo especial énfasis en optimizar el consumo de la energía, minimizar el impacto ambiental del diseño y reducir al máximo nuestra huella ecológica en el planeta.

La preocupación por el deterioro ambiental del planeta a puesto en el punto de mira al diseño ecológico, siendo, desde hace ya unos años, una de las tendencias de diseño más influyentes a seguir, convirtiéndose para unos en un estilo de vida y para otros muchos en una fuente importante de negocio.

Los criterios a considerar en la elaboración de cualquier proyecto ya no son únicamente aspectos económicos, tecnológicos, constructivos y/o estéticos. La alta demanda y el encarecimiento de la energía, principalmente, y los problemas ambientales derivados de una sociedad derrochadora; donde ya en muchos lugares cuentan con normativa ambiental rigurosa; obliga a la revisión del modo de planificar y diseñar habitual, expone los costos de operatividad y de mantenimiento, anteriormente algo secundario, como aspectos claves y prioritarios para resolver los problemas anteriores y lograr un diseño eficiente con una visión holística e integradora que responda a los nuevos desafíos ambientales que se avecinan.

Se necesitan respuestas con un enfoque integral, a largo plazo, donde prime la eficiencia energética, la sustentabilidad y el sentido común.


DEFINICIÓN DE ESPACIOS

El espacio interior se irá definiendo a medida que se van conociendo los requerimientos térmicos, de iluminación y de ocupación de cada ambiente. A su vez, se debe ubicar los ambientes en función del tipo de actividad y del régimen de ocupación. Según el horario y el tiempo de ocupación, y el tipo de actividad variará la localización.

Una buena estrategia de diseño energéticamente eficiente permite la implementa ción de medidas de control pasivo que aseguren un rendimiento energético general óptimo del espacio a la vez que brinda la oportunidad de utilizar medidas de control activo que permiten aumentar la calidad de vida sin incurrir necesariamente en un incremento del consumo energético.


DISEÑO ECOLÓGICO O ESTRATEGIAS DE DISEÑO ENERGÉTICAMENTE EFICIENTES

Nuestra principal fuente de energía es el sol. Para diseñar un espacio o interior sostenible debemos conocer primero los factores que influyen en la captación y transmisión de la energía de la vivienda o inmueble.

Se debe desarrollar una estrategia de diseño que sea energéticamente eficiente, que tenga en cuenta los siguientes parámetros: La Trayectoria Solar; Radiación directa, difusa y reflejada; Formas de transmisión de calor; Capacidad calorífica e inercia térmica; Fenómenos convectivos naturales; Calor de vaporización; Efecto climático del suelo; Confort térmico; Clima y Ubicación; Forma y orientación; Captación solar pasiva; Aislamiento y masa térmica; Ventilación; Aprovechamiento climático del suelo; Espacios tapón; Sistemas evaporativos de refrigeración.


SISTEMAS DE CONTROL PASIVOS

Todo diseño sostenible deberá incluir soluciones basadas en métodos de control pasivo para de esta forma mantener los consumos energéticos al mínimo, dentro de soluciones pasivas se debe tener en cuenta lo siguiente.

4

*  La ventilación natural, utilizada en combinación con el aislamiento, la masa térmica y las protecciones solares, puede reducir o eliminar la necesidad del aire acondicionado en los espacios interiores. Los ambientes interiores deben ser diseñados para facilitar una ventilación natural efectiva y una buena circulación del aire.

*  Los ambientes interiores deben organizarse de forma que se tenga acceso a una mejor iluminación natural por medio de atrios, patios interiores y pozos de iluminación, preferiblemente, abiertos al techo.El efecto de la iluminación natural depende de las proporciones del espacio interior y del número, tamaño, ubicación y tipo de aberturas por donde entra la luz natural.

*  Los colores claros y brillantes de los acabados interiores reflejan mejor la luz que los oscuro y mates, y mejoran su distribución en el espacio. Los colores de los techos y paredes tienen una mayor influencia en la distribución de la luz que los del piso.El porcentaje de reflectividad de paredes, techos y pisos roza el doble en colores claros, permitiendo ahorrar hasta un 15% aproximado de la energía consumida por sistemas de iluminación artificial según el color.

*  La implementación de infraestructura verde es muy beneficiosa para regular la temperatura y la humedad relativa del aire tanto del espacio exterior como interior. Su inclusión de forma integrada en la estrategia de diseño eficiente supone múltiples beneficios; modifican el microclima del edificio, ahorran energía, retienen y redirigen el agua de lluvia, limpian y refrescan el aire, capturan CO2, estimulan la biodiversidad, absorben radiación electromagnética y según el diseño, pueden reducir el nivel de ruido.


MOBILIARIO, EQUIPOS DE OFICINA Y ELECTRODOMÉSTICOS 

El adecuado diseño de los ambientes y de sus instalaciones, y la dotación de mobiliario y equipos adecuados, puede reducir la demanda de energía eléctrica en el hogar y en la oficina, lo cual redunda en niveles apropiados de calidad de vida.

Las paredes interiores y la distribución del mobiliario deben aprovechar las entradas de luz natural a través de ventanas y/o de cerramientos translúcidos. En la fase de anteproyecto, es vital planificar adecuadamente los requerimientos de instalaciones y equipos, y su ubicación para un mejor aprovechamiento de la energía.

Todo lo descrito anteriormente, se puede complementar empleando sistemas de control activo para de esta manera poder hacer un uso eficiente de los recursos disponibles y reducir aún más el consumo de energía de nuestros espacios, así como los costes derivados por operaciones de mantenimiento.


SISTEMAS DE CONTROL ACTIVO

Este tipo de sistemas de control se ve representado por una serie de dispositivos sensores, detectores, controladores y actuadores, el diseño de dicho sistema de control debe tenerse en cuenta desde las etapas de conceptualización de nuestro espacio. De esta forma se logrará poder integrar todos los subsistemas (eléctrico, sanitario, mecánico, seguridad, entre otros) que harán vida dentro de la instalación. 

La etapa de la integración es la más importante porque una vez definidas las características asociadas a cada sistema, es posible emplear un mismo protocolo de control estándar (LonWorks, KNX, BACnet o IP) para controlar y monitorizar todo bajo un mismo sistema. Evitando así, un problema muy común en la actualidad como lo es la fragmentación o islas de monitorización (un sistema para la iluminación, otro para climatización, otro para el sistema de bombeo y así sucesivamente), lo cual dificulta las operaciones diarias del personal de mantenimiento.

Emplear sistemas de control activos puede ayudar a disminuir el consumo de iluminación y climatización hasta en un 45%. Alarga la vida útil de los dispositivos que se controlan (bombas, máquinas de clima, luminarias, entre otros) en promedio un 30%. Se reduce el personal necesario para llevar a cabo labores de mantenimiento de una instalación, se pueden preparar labores de mantenimiento predictivo.

Finalmente, desde hace mucho tiempo existen los conceptos de sostenibilidad y uso eficiente de los recursos, sin embargo hace falta que las personas relacionadas con el sector de construcción, como lo son los promotores, desarrolladores, arquitectos, proyectistas sean los que lleven la batuta y realmente incluyan estos conceptos en sus diseños para potenciarlos y así contar con el impulso necesario para que esto deje de ser algo pasajero como una ola y convertirse en un estándar para la construcción.

 

Escrito por:

Moisés Hernández / Jonny Cabrera

¬°DEJENOS SU COMENTARIO Y COMPARTA EN SUS REDES!